• Desarrollamos las potencialidades de quienes afectarán
    a nuestra sociedad, formándolos en la excelencia educativa y valores.

  • 011. 4501-0880 info@colegiopresencia.edu.ar A-920

Prensa

Tu mente puede cambiar tu cerebro

Desarrollar el potencial de los estudiantes a partir del aprendizaje permanente. Un concepto fundamental del colegio. Compromiso y esfuerzo. Desde hace más de diez años, el equipo docente del Colegio Presencia de Villa Devoto forma a sus estudiantes en el desarrollo de todo su potencial.

“El tipo de vida que vivirás mañana comienza con tu mente de hoy” (Joe Batten).

Cada persona tiene una herencia genética e inicia la vida con diferentes actitudes y temperamentos pero tenemos que saber que la experiencia y los esfuerzos personales son clave para determinar cómo queremos enfrentar nuestra vida y qué tipo de personas queremos ser.

El compromiso con un claro propósito y sentido de la vida es más importante que las habilidades, temperamento o aptitudes naturales con los que nacemos.

Muchos años de investigaciones dan cuenta de que aquello que vos crees de vos mismo afecta profundamente la forma en que llevas tu vida adelante.

Cuando creemos que nuestro potencial y aptitudes las recibimos por herencia y no pueden ser cambiados, nos creamos la necesidad de probarnos todo el tiempo. En cada situación nos sentimos: ganador o perdedor, aceptado o rechazado, piola o tonto, exitoso o fracasado, etc. Tenemos que saber que estos rasgos con los que nacemos no son lo que nos tocó y no pueden ser modificados sino sólo son el punto de partida para nuestra vida. Todo es posible de ser perfeccionado y mejorado con esfuerzo y compromiso.

Es bien conocido a través de estudios científicos que el potencial cerebral con el que contamos es bastante desconocido, por lo tanto es imposible prever cuánto podemos lograr con años de esfuerzo, entrenamiento, compromiso y pasión por lo que hacemos. No es que cualquiera puede ser Einstein, Miguel Ángel o Messi. Sabiendo que el cerebro tiene ese potencial que no es fijo, que se puede cambiar, crecer y desarrollarse, no hace falta que estemos probándonos si sabemos que siempre podemos mejorar lo que hacemos con la actitud mental. Podemos alterar nuestro cerebro y cambiarlo.

La actividad de nuestra mente (pensamientos y emociones) se refleja en la química de las células nerviosas del cerebro. De esta manera, con los aportes de la tecnología aplicada a la ciencia (neurociencia), se evidencia cómo nuestra mente actúa sobre el cerebro y provoca cambios físicos en la materia de ese órgano.

Podemos considerar aquí la opinión del sociólogo Benjamìn Barber cuando enuncia: “no divido al mundo en débiles y fuertes, exitosos o fracasados, sino en los que aprenden y los que no aprenden”.

Las personas que creen que son lo que les tocó por herencia, que su cerebro no puede cambiar, son peores para estimar sus habilidades. Si bien los errores nos duelen, no nos definen. Es un problema que tenés que enfrentar como otros y aprender de él. En cambio, las personas que creen que si pueden cambiar, aprenden, mejoran , aumentan su autoestima y aman lo que hacen incluso en los momentos difíciles y valoran siempre lo que hacen independientemente de los resultados.

Muchos pensamientos cambian la química cerebral, su actividad eléctrica, sus circuitos y su estructura.

En conclusión, hay muchas cosas que podemos cambiar de nosotros mismos según como usemos nuestra mente, aunque parezca que es muy difícil o imposible de lograr.

En el Colegio Presencia, tanto en el Nivel Medio como Terciario, trabajamos desde hace más de diez años con un equipo docente de excelencia en base a esta concepción. Fuimos creados con un inmenso potencial y, con compromiso y esfuerzo, tenemos la oportunidad cada día de transmitir a nuestros estudiantes el desafío de desarrollarlo a partir del aprendizaje permanente.